No dejes que la decepción te impida avanzar


Cuando apostamos por algo o por alguien, nos volcamos en ello, dejando muchísimas veces de ser nosotros mismos, solo “vemos” eso por lo que hemos apostado, olvidándonos una vez más de nuestro pensar y de nuestro sentir. Pasa el tiempo y lo que veíamos como algo maravilloso, increíble o ese ser que habíamos magnificado cada vez desciende más en nuestro pedestal, finalmente nos damos cuenta de que habíamos apostado por algo que en realidad no era lo que esperábamos y ahí empieza nuestra decepción, nos sentimos engañados e incluso estafados, eso crea un vacío en nosotros, esa sensación de… ¿Y ahora qué hago? , y durante un tiempo estamos perdidos, nos lamemos nuestras heridas e incluso nos regocijamos de ello.

Déjame decirte que, precisamente ahí, justo en ese momento es cuando tú estás avanzando, dónde tú empiezas a florecer a ser tú mismo, es cuando resurges y sale tu esencia. Es cuando tienes que saber decir un “GRACIAS”, por haberme enseñado tanto. . . RECUERDA: “La decepción es una buena herramienta de evolución”.

-Gemma Sellarés

-

Entradas destacadas
Entradas recientes